The Leading eBooks Store Online

for Kindle Fire, Apple, Android, Nook, Kobo, PC, Mac, Sony Reader ...

New to eBooks.com?

Learn more

Return to Love

Reflections on the Principles of "A Course in Miracles"

A Return to Love is Marianne Williamson's moving and joyous account of the life-changing principles of A Course in Miracles, the revolutionary self-study program of spiritual psychotherapy that is sweeping the world. According to the Course, a miracle is a shift in perception from fear to love. In A Return to Love, Williamson discusses the principles and practice of miracles, the releasing of fear which blocks our awareness of love, and the forgiveness of ourselves and others which sets us free.
Excerpt

Capítulo Uno


Cruzando el Puente

La vida tal como la conocíamos está terminando y algo nuevo empieza a aparecer en su lugar. Todos estamos desempeñando un papel en un proceso de transformación más amplio, y cada uno está siendo obligado a enfrentarse a lo que sea que hagamos, o incluso a lo que sea que pensemos, que no permita que se acerque el amor. Porque a medida que bloqueamos la capacidad del amor de cambiar nuestras propias vidas, bloqueamos su capacidad de cambiar el mundo.

La humanidad está avanzando ahora, aunque a veces lo hagamos pataleando y gritando. Parece que la naturaleza nos dice a todos, "Está bien, ya es hora. Dejen de jugar. Conviértanse en las personas que están destinadas a ser."

Quisiéramos hacerlo, pero es tan difícil. En la actualidad, los problemas del mundo parecen mayores que nunca, lo que hace que sea fácil dejarnos vencer por el cinismo, el miedo, la desesperanza y la desilusión. Es decir, hasta que recordemos quiénes somos.

Porque lo que realmente somos es un poder mucho mayor que todos nuestros problemas, tanto personales como colectivos. Y cuando hayamos recordado quiénes somos, nuestros problemas -- que no son nada más que manifestaciones de nuestra propia tendencia al olvido -- desaparecerán.

Bien, se dirán, ése sería un milagro. Y, justamente, eso es.

Este libro se trata del tema de aprender quiénes somos para que podamos convertirnos en agentes del cambio milagroso. A medida que nos liberemos de los pensamientos basados en el miedo que un mundo aterrador y aterrado nos enseñó a tener, veremos la verdad de Dios revelada: sabremos quiénes somos en ese núcleo mismo del amor. Los milagros ocurren naturalmente como expresión de amor.*

En Alcohólicos Anónimos dicen que todo problema trae en su seno su propia solución. Y el don que se está gestando en nuestros retos actuales es la oportunidad de dar un gran salto hacia delante en la actualización de nuestro potencial. La única forma de que el mundo pueda dar un salto cuántico para pasar del conflicto y el miedo a la paz y el amor, es que ese salto cuántico se produzca en nuestro interior. Entonces, sólo entonces, hombres y mujeres seremos capaces de resolver los problemas que nos acosan. Al dar ese salto a la zona de nuestro más auténtico ser, ingresaremos al reino de la posibilidad infinita.

A menos que ingresemos en esa zona estaremos bloqueados, porque Dios no puede hacer por nosotros lo que no pueda hacer a través de nosotros. Decir que Él tiene las soluciones para nuestros problemas es decir que Él tiene un plan para los cambios que cada uno de nosotros debe lograr a fin de convertirse en la persona a través de la cual Él pueda hacer realidad esas soluciones. El factor más importante para determinar lo que ocurrirá en nuestro mundo es lo que esperamos que ocurra en nuestro interior. Toda circunstancia -- por dolorosa que sea -- es un guante que el universo nos lanza a la cara, retándonos a que nos convirtamos en quienes somos capaces de ser. Nuestra tarea, para nuestro propio bien y para el del mundo entero, es proponérnoslo. Sin embargo, para poder convertirnos en quienes deseamos ser desde lo más profundo de nuestro interior, tenemos que mirar y ver quiénes somos ahora -- aunque lo que veamos no nos guste. Este momento nos está induciendo a enfrentarnos cara a cara con todos los aspectos que siempre hemos procurado evitar reconocer, nos está obligando a llegar a lo más profundo de la verdad esencial acerca de nosotros mismos, ya sea que nos guste o no lo que encontremos allí.

Y antes de lograr ese cambio definitivo en nosotros mismos, no habrá ningún cambio significativo en el mundo. El mundo que vemos refleja las personas en quienes nos hemos convertido y si no nos gusta lo que vemos en el mundo, tenemos que enfrentarnos a lo que no nos gusta en nuestro ser interior. Habiendo hecho esto, continuaremos avanzando por nuestra oscuridad personal hasta la luz que se encuentra más allá. Abrazaremos la luz y la difundiremos.

Y, a medida que cambiemos, el mundo cambiará con nosotros.

Del Miedo al Amor

Gastamos tanto tiempo en cosas de poca importancia -- cosas que, en último término, no significan nada -- y, sin embargo, por razones que nadie parece entender a cabalidad, esos aspectos no esenciales ocupan el centro de nuestra existencia terrenal. No tienen la más mínima conexión con nuestras almas y, no obstante, se han adherido a nuestro funcionamiento material. Como parásitos espirituales, van consumiendo poco a poco nuestras pocas fuerzas y nos niegan la dicha que nos corresponde. La única forma de librarnos de sus perniciosos efectos es alejarnos . . . no de lo que hay que hacer, sino de los pensamientos que debemos sofocar.

Cruzar el puente hacia un mundo mejor comienza cruzando el puente que se encuentra en el interior de nuestras mentes y que nos lleva de los patrones mentales adictivos de temor y separación a las percepciones iluminadas de unidad y amor. Estamos acostumbrados a pensar con miedo y se requiere disciplina espiritual para darle un giro a esta actitud en un mundo donde el amor despierta más sospechas que el miedo.

Para lograr la experiencia milagrosa de la vida, debemos acoger una perspectiva más espiritual. De lo contrario, moriremos un día sin haber conocido jamás el verdadero gozo de vivir. Este gozo proviene de la experiencia de nuestro verdadero ser -- cuando nos desprendamos de las proyecciones que otras personas han dejado en nosotros, cuando nos permitamos soñar nuestros más grandes sueños, cuando estemos dispuestos a perdonarnos y a perdonar a los demás, cuando estemos dispuestos a recordar que nacimos con un propósito: el de amar y ser amados.

Cualquiera que vea la situación en la que se encuentra el mundo en la actualidad se dará cuenta de que se requiere algo radicalmente nuevo -- en quiénes somos como especie y en la forma de relacionarnos unos con otros y con el mundo en sí mismo. Sin embargo, las . . .

ISBNs
0061477524
9780061477522
9780061477546
9781559945530